GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Ayudemos a Haití

Por Laura Aguilar Ramírez

Desde este espacio, quiero solidarizarme con los hermanos haitianos que en éste momento, se encuentran sufriendo un tremendo desastre en su país.

Me uno a su dolor, a sus oraciones y también me gustaría solidarizarme en la ayuda que necesitan.
En todos los países existen seguramente centros de acopio para recibir ayuda y llevarla hacia allá.

En éstos momentos, se necesitan alimentos no perecederos, cobijas, medicinas, agua, jugos, pañales, leche en polvo, etc.

Pronto necesitarán también materiales para levantar sus casas y edificios. Asi que la ayuda económica también será necesaria.

En México, se han habilitado todas las instalaciones de la Cruz Roja para recibir la ayuda en especie con las que ayudar a los haitianos.

Te pido que te unas a ésta ayuda en la medida en que puedas hacerlo.
En tu localidad o país seguramente también la Cruz Roja internacional tendrá una forma de canalizar tu ayuda.

Por otra parte, Caritas Internacional tiene una fuerte presencia en Haití prestando ayuda médica, espiritual, alimentaria y económica. Me parece una buena alternativa para cooperar económicamente.

Más información: nicholson@caritas.va

Para donaciones, ingrese a: https://secure.caritas.org/donation.aspx?DonationTo=E&Emergency=26

NO DEJEMOS SOLOS A LOS HAITIANOS!!!!



NOTICIAS

Caritas Internacional presta ayuda de emergencia en Haití

ROMA, 13 Ene. 10 / 03:29 pm (ACI)

Caritas Internationalis (CI) ya ha organizado un equipo de ayuda para colaborar con los damnificados del terremoto que afectó a Haití y que habría cobrado la vida de miles de personas.

Catholic Relief Services (uno de los miembros de CI en Estados Unidos) está en contacto con miembros de sus personal destacado en Haití. Sus oficinas locales están todavía en pie y el personal presente en la sede está a salvo. El personal de CRS describió el sismo como "un gran golpe, un golpe directo".

El Responsable del Servicio Humanitario de Caritas Internationalis, Alistair Dutton, que dirigirá el quipo que se desplace al lugar de la emergencia, ha afirmado: "Hay una fuerte presencia de Caritas en Haití. Ya sabemos que nuestro personal distribuirá ayuda a los damnificados por el terremoto, como comida, material para refugios, así como consuelo, a través de la red diocesana y parroquial".

"Sin embargo, será una prioridad para el equipo de Caritas llevar a cabo una precisa evaluación de daños, mientras nuestro personal local seguirá distribuyendo ayuda a los damnificados. Caritas dirige más de 200 hospitales y dispensarios médicos en Haití. Además, tenemos experiencia y preparación para responder a catástrofes humanitarias, como resultado de los frecuentes huracanes registrados en el Caribe".

Dutton explica que pese a "las dificultades en las comunicaciones con nuestro personal en el terreno, hemos podido hacernos una idea de la situación desesperada que sufre la población, en uno de los países más pobres del hemisferio occidental. El conflicto, las recientes catástrofes naturales y la pobreza, han dejado al país con infraestructuras escasas y será difícil trabajar en ese contexto".


Cáritas Haití: “El peor desastre” que ha vivido el país

Habla el jefe de emergencias

ROMA, jueves, 14 de enero de 2010 (ZENIT.org).- "Este es el peor desastre que ha vivido Haití" afirma Joseph Jonides Villarson, jefe de emergencias de Cáritas Haití, para describir la situación que vive el país tras el devastador terremoto del 12 de enero.

"Muchas personas han muerto en Puerto Príncipe. Sus cuerpos yacen por todas partes sobre las calles de la capital. Mucha gente sigue aún debajo de los escombros. Los hospitales están desbordados con los fallecidos y los heridos. El riesgo de epidemia es máximo", explica en una comunicación enviada a la red internacional de Cáritas a través de correo electrónico, la única vía de comunicación actualmente posible con la isla.

"Las calles y plazas de la ciudad --prosigue el mensaje del jefe de emergencias de la Cáritas Haitiana-- están llenas de gente que no saben a dónde ir. Nos tememos que comiencen a surgir brotes de violencia si esta situación se prolonga, ya que apenas es visible la presencia de la policía".

"El presidente de Cáritas Haití, el obispo Pierre André Dumas, ha hecho a través de la radio un llamamiento a la calma y a la solidaridad --revela--. Las necesidades más urgentes son tiendas de campaña, mantas, ropa, agua potable, alimentos, productos de primeros auxilios, linternas y baterías, además de apoyo psicológico a las víctimas".

egún confirman los breves informes remitidos por la Cáritas Haitiana, la situación de caos que se vive en todo el país es absoluta, sobre todo debido al colapso de las comunicaciones telefónicas y de la mayoría de las vías terrestres.

Como explica el director de Cáritas Diocesana de Cayes, Jean Hervé Francois, en otro mensaje electrónico "la red de Cáritas en Haití se encuentra totalmente colapsada. Las noticias nos las vamos pasando de unos a otros por esta vía".

La ayuda de Cáritas

A lo largo de todo este miércoles, el personal local de Cáritas Haití procedió a la distribución de tiendas de campaña y de productos de primera necesidad en varios hospitales y clínicas de la capital.

Cáritas Haití dispone de varios almacenes de ayuda humanitaria y de un importante equipo de voluntarios que se están encargando de auxiliar a los damnificados. En las próximas horas a todo este personal local se sumará un equipo de expertos en emergencias de Cáritas Internationalis, que van a apoyar sobre el terreno el plan de emergencia.

Llamamiento a la movilización

El presidente de Cáritas Internationalis, el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga ha apelado a la comunidad internacional "a sumar todos sus esfuerzos para ayudar" a Haití.

"Es un país muy pobre que necesita todo nuestro apoyo", ha señalado el purpurado, que ha recordado también cómo "hemos venido alertando desde hace tiempo sobre la falta de desarrollo en Haití, sobre su extrema pobreza y cómo la precariedad de las infraestructuras lo hacía más vulnerable ante los desastres naturales".

El cardenal Rodríguez Maradiaga asegura que "ahora que uno de los países más pobres del mundo va a convertirse en el centro de atención de los medios de comunicación y la prioridad de la acción humanitaria como resultado de esta catástrofe natural, es posible que se produzcan finalmente las soluciones y los compromisos necesarios para aliviar la miseria de los haitianos y la pobreza estructural de esta asediada nación".

© Innovative Media, Inc.


“Puerto Príncipe, devastada. Por todas partes gritos y escombros”

Dramáticas declaraciones del nuncio en Haití

PUERTO PRÍNCIPE, jueves, 14 enero 2010 (ZENIT.org).- El nuncio apostólico en Haití, monseñor Auza, hace un dramático relato de la situación en Puerto Príncipe, la capital.

“Puerto Príncipe está completamente devastada. La catedral, el arzobispado, todas las grandes iglesias y todos los seminarios han sido reducidos a escombros. El párroco de la catedral, que logró salvarse, me ha dicho que el arzobispo de Port-au-Prince habría fallecido bajo los escombros, junto a centenares de seminaristas y sacerdotes”.

Es el dramático testimonio del nuncio apostólico en Haití, monseñor Bernardito Auza, contactado por la agencia Fides después del violento terremoto que arraso el país el día de ayer.

El arzobispo añadió: “El palacio nacional está por los suelos. En la mañana fui a expresarle mis condolencias y mi solidariedad al Presidente, que se salvó gracias a que se encontraba fuera del palacio junto con su familia. Su casa privada ha sido también destruida. Todos los ministerios, menos el de Cultura, están destruidos”.

“El Parlamento con los senadores, las escuelas con niños, los supermercados, todo ha sido reducido a escombros. El cuartel general de la Minustah (misión de la ONU para la ayuda a Haití) se ha convertido en un cerro de cemento y centenares de personas han quedado atrapadas, incluyendo el jefe de la delegación Hedi Annabi, según me han informado algunas personas que viven frente al cuartel general”.

El nuncio recorrió como pudo la ciudad desvastada, y su relato es sobrecogedor: “Acabo de regresar esta mañana. He encontrado sacerdotes y religiosas en la calle, sin casas. El rector del seminario se salvó, también el decano de estudios, pero muchos seminaristas han quedado atrapados entre los escombros. Por todas partes se escuchan gritos bajos los escombros”.

El nuncio informa de que el Cifor –instituto de estudios para religiosos y religiosas- colapsó con varios estudiantes dentro que estaban participando en una conferencia.

“La nunciatura ha resistido –concluye--, ¡ningún herido pero todos estamos chocados! Muchas cosas se han roto, incluyendo el tabernáculo, pero hemos tenido suerte dentro de todo. Muchos familiares del personal han muerto y sus casas han sido destruidas. Todos piden ayuda. Dentro de poco vamos a tener problemas de agua y alimentos. No podemos entrar o estar mucho rato dentro de la casa pues la tierra sigue temblando, así que estamos acampando en el jardín”.


© Innovative Media, Inc.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified